Análisis Político

Enrique Peña Nieto a la mitad

Editorial de Tribuna Comunista Núm. 151

El balance es negativo para Enrique Peña Nieto en el marco de su tercer informe de gobierno. A la mitad de su periodo, han sido más obscuros que claros, en accidentada y lamentable administración, eso más allá de nuestras diferencias antagónicas desde el punto de vista político e ideológico.

Su administración se inició con dos golpes de mano, que ellos consideraron puntales del éxito de su proyecto político, de profundizar el capitalismo neoliberal. Nos referimos a la suscripción del llamado “Pacto por México”, con la complicidad de la cúpula perredista “chuchista” y la aprobación de las llamadas reformas estructurales, más de una docena, entre ellas la energética como la más promisoria.

Pero al final ninguno de los dos tuvo el resultado que ellos esperaban, incluso suscriptores antes entusiastas del “Pacto por México” como el PAN y el PRD han cuestionado la validez y cumplimiento de muchos de los 95 puntos que lo integraron. En cuanto a la reforma energética, el abatimiento del precio y de la producción del petróleo postraron las expectativas planteadas por el gobierno mexicano, lo que aunado al fracaso del modelo y política económica, ha prolongado el mísero crecimiento económico, la contracción del mercado interno, el aumento del desempleo y la caída del poder adquisitivo de las familias mexicanas.

Lo que va del sexenio también se ha caracterizado por el fracaso de las políticas de combate al narcotráfico y al crimen organizado. La fuga del “Chapo” mostró la crisis y descomposición del sistema judicial y penal en el país. El gobierno en turno asimismo develó los grados de corrupción e impunidad que privan, que ellos han prohijado desde la misma cúpula gubernamental, como ha sido la revelación de la llamada “Casa Blanca” de Angélica Rivera, adquirida a Higa de Juan Armando Hinojosa Cantú, contratista de siempre de Peña Nieto.

En México hay un antes y un después de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa y el asesinato de otras seis personas. Este hecho confirma una masacre de estado, exhibe el autoritarismo intolerante del gobierno, además de su política no escrita pero sí fáctica de criminalizar a los movimientos y perseguir a los luchadores sociales, a través de la fuerza pública y de seguridad. Los casos y personajes integran largas listas, que ejemplifican esta afirmación.

En el marco de una descomposición del régimen y de la clase política mexicana, los cambios y “enroques” de colaboradores en el llamado “Gabinete presidencial”, son reacomodos con la misma orientación política y para desenvolver la politiquería interna, en cualquier caso, –los que permanecen y cambian– son parte de un equipo de funcionarios desgastados responsables por los tropiezos y desmanes de este gobierno.

¿De dónde puede concluir entonces Peña Nieto que vamos bien?

Fuente: http://issuu.com/movimientocomunistamexicano/docs/tribuna_comunista_n._151

Estándar
Análisis Político

Adolfo Sánchez Vázquez (1915-2011)

Adolfo Sánchez Vázquez

Sección Memoria de Tribuna Comunista

Gabriel Vargas Lozano (Primera de dos partes)

Este texto es parte de un trabajo más amplio (Con informaciones académicas, guía bibliográfica y fotos del archivo familiar), publicado en: El legado filosófico español e hispanoamericano del siglo XX. Editorial Cátedra, Madrid, 2009. Ver completo en la Enciclopedia Electrónica de la Filosofía Mexicana, de la UAM).

Adolfo Sánchez Vázquez nació en Algeciras, Cádiz, el 17 de septiembre de 1915 y murió en la Ciudad de México el 8 de julio de 2011. Algunas de sus experiencias iniciales que influyeron en su formación intelectual y vital han sido recogidas en diversas entrevistas y textos autobiográficos/1. Entre estos últimos, podemos destacar “Mi obra filosófica” (1978) y “Vida y filosofía. Postscriptum político-filosófico” (1985)/2. De acuerdo con ellos, en los años treinta, se inició su interés por la poesía, en Málaga, animado por Emilio Prados.

En 1935 se trasladó a Madrid, ingresando a la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Central, en la que habían adquirido una gran relevancia figuras como José Ortega y Gasset, Xavier Zubiri, Manuel García Morente, Julián Besteiro y José Gaos, entre otros.

Ya desde su estancia en Málaga, Sánchez Vázquez se había afiliado a la Juventud Comunista como parte de un compromiso político e ideológico con el socialismo y con la lucha antifascista y antiimperialista que mantuvo toda su vida.

Al estallar la Guerra Civil en España, el 18 de julio de 1936 se alista en el ejército republicano. En 1937, como director del periódico Ahora/3, de las Juventudes Socialistas Unificadas (JSU) asistió al II Congreso Internacional de Escritores Antifascistas, realizado en Madrid y que convocara a renombrados escritores. Allí conoce a Juan Marinello, Octavio Paz, Louis Aragón y André Malraux entre otros.

En septiembre de ese año, se incorpora a la 11 División del Ejército y en febrero de 39, ante la derrota de las fuerzas republicanas, sale al exilio por la frontera francesa cumpliendo una misión del partido. Más tarde, luego de algunos meses de incertidumbre, se acoge a la protección ofrecida por el gobierno del Gral. Lázaro Cárdenas y se embarca hacia México, en el buque Sinaia, llegando al Puerto de Veracruz el 13 de junio de 1939, junto a dos amigos: el escritor Juan Rejano y el poeta Pedro Garfias, entre miles de exiliados.

El exilio

El exilio, en las condiciones en que se efectuó, es decir, en forma involuntaria y violenta, es concebido por Sánchez Vázquez de manera diferente a otros de sus compatriotas. Así, dice en uno de sus textos: “El exiliado ha quedado sin tierra; sin su propia tierra, porque se vio forzado a abandonarla. Es sencillamente un desterrado. Y lo es porque su exilio no es un trans-tierro o el transplante de una tierra a otra —dice en polémica con su maestro José Gaos, quien se consideró a sí mismo, transterrado— que vendría a ser simplemente la prolongación o el rescate de la que ha perdido”/4, y en otro trabajo titulado “Fin del exilio y exilio sin fin”/5 agrega que el exilio es como un desgarrón que implica un doble proceso: por un lado, al principio se tiene la esperanza de volver pronto a su tierra debido a derrota del nazismo, sin embargo, como se sabe, Francisco Franco sigue gobernando y en la medida en que pasan los años, esa ilusión se va desvaneciendo hasta que termina, objetivamente, con la muerte del dictador y el restablecimiento de la democracia en España; sin embargo, a pesar de que el exiliado vive anhelando su tierra de origen, tiene, forzosamente que enfrentarse a los problemas, grandes o pequeños, de la vida pública o privada, en su nueva residencia y por tanto, va experimentado un proceso de adaptación y arraigo en el país de destino. En palabras de Sánchez Vázquez: “Ciertamente, el exiliado no se encuentra como en su tierra en la nueva que lo acoge. Esta sólo será su tierra, y lo será con el tiempo, no como un don con el que se encuentra a su llegada, sino en la medida en que comparte las esperanzas y sufrimientos de sus habitantes. Y en la medida también en que con su obra —la que hace gracias a ellos y con ellos—, y sin dejar de ser fiel a sus orígenes y raíces, se va integrando en la tierra que le brindó asilo”/6.

Como ha sido reconocido, el exilio español constituyó, en su aspecto cultural, una extraordinaria aportación en casi todos los ámbitos de la sociedad mexicana y latinoamericana. Diversos libros han dado cuenta de la amplia gama de intelectuales, artistas, científicos, literatos y filósofos que vinieron y formaron revistas, instituciones, publicaciones de libros, etcétera/7. En el caso de la filosofía recordemos que también fueron exiliados, entre otros, José Gaos, Eduardo Nicol, José Manuel Gallegos Rocafull, Wenceslao Roces, Eugenio Ímaz, Juan David García Bacca, Joaquín Xirau, Ramón Xirau, María Zambrano, quienes, con su obra (traducciones de los clásicos de la filosofía; publicación de libros originales; maestros de muchas generaciones; creadores de instituciones culturales y educativas; fundadores de revistas y editoriales) hicieron una gran aportación del desarrollo de la cultura mexicana y latinoamericana/8.

Evolución filosófica

Adolfo Sánchez Vázquez se dedicó, los primeros años a la crítica literaria y a la actividad política. En torno a la primera, participó en la fundación de revistas como Romance, España Peregrina y Ultramar. De igual forma, publicó un libro de poesías que había escrito en los años treinta titulado El Pulso ardiendo (1942). En torno a la actividad política, continúa siendo militante del Partido Comunista Español. En su texto autobiográfico “Mi obra filosófica” dice: “una truncada práctica literaria y, más precisamente, poética, me llevó a problematizar cuestiones estéticas y una práctica política me condujo a la necesidad de esclarecerme cuestiones fundamentales de ella y, de esta manera, casi sin proponérmelo, me encontré en el terreno de la filosofía”/9. En 1941 se trasladó a Morelia en donde se casa y tiene su primer hijo, para regresar en 1943 a la Ciudad de México. Prosigue sus estudios de filosofía en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM y se recibe en 1956, con una tesis titulada Conciencia y realidad en la obra de arte, publicada sin su consentimiento en San Salvador, 1965. En 1959 fue nombrado profesor de tiempo completo en la UNAM.

La obra de Sánchez Vázquez se ha desplegado, en disciplinas como la estética, la filosofía política, la ética, la filosofía de la historia y crítica literaria/10.

La estética

En el campo de la estética, después de la tesis mencionada (que posteriormente rechazaría por sostener la identidad entre arte y realismo) publicó su libro Las ideas estéticas de Marx (1965) al que le sigue una amplia e importante antología de Estética y Marxismo (1970) y otros libros vinculados a esta dimensión (véase Bibliografía) hasta el punto de que se trata de una de las aportaciones más importantes del autor/11. En Las ideas estéticas.., Sánchez Vázquez emprende un riguroso y profundo análisis de la obra de Marx, considerando, entre otras tesis, que si bien es cierto que existe una interrelación entre arte y condiciones sociales e históricas, el propio autor de El Capital señala que es necesario comprender su alcance y valor universal; que el origen del arte se encuentra en el centro de la concepción transformadora del hombre y que, por tanto, el arte, por un lado, integra la esencia humana (concepto que estudiará en forma detenida) y por otra, se ve sometido a la enajenación y hostilidad del capitalismo/12. En su antología sobre Estética y marxismo, Sánchez Vázquez no sólo muestra la gran diversidad y riqueza de las posiciones que se desarrollaron en el siglo XX en torno al marxismo, sino también somete a crítica, entre otras, a la concepción del arte como reflejo (Plejanov); al realismo crítico (Lukács); a las tesis de Brecht sobre la función cognoscitiva y lúdica del arte y la estética semántica de Galvano della Volpe para apuntalar su propia concepción de la estética como forma específica de la praxis. Las dos obras mencionadas, asestan un fuerte golpe a la concepción oficial del “realismo socialista” al tiempo en que se opone al sociologismo y al normativismo. En 1992, da a conocer su Invitación a la estética en la que demuestra que el fenómeno estético no se reduce al arte y puede tener lugar en las diversas expresiones de la realidad natural o social. Finalmente, en su obra De la estética de la recepción a la estética de la participación (2005) examina el papel que juega el receptor (frente a la tradicional atención en el creador o en el arte mismo) desde una concepción crítica de la Escuela de Constanza y de las concepciones de Humberto Eco.

Filosofía de la praxis

En 1967, Sánchez Vázquez publicará otro libro fundamental como lo fue su tesis doctoral, Filosofía de la praxis. Posteriormente, este libro ha sido sujeto a diversas ampliaciones en sus ediciones posteriores/13.

¿En qué radica su valor?

Como es sabido, durante el siglo XX se desarrolló un amplio e inclusive enconado debate sobre el significado de la filosofía en el pensamiento de Marx. Las causas fueron de diverso tipo: por un lado, el hecho de que el propio autor, no dejara ningún texto explícito sobre la forma en que concebía a la filosofía después de haber efectuado su revolución en el campo de la teoría de la historia. Uno de los pocos textos que escribió fue la conocida tesis 11 sobre Feuerbach: “los filósofos se han limitado hasta ahora a interpretar el mundo; de lo que se trata es de transformarlo”. A partir de este problema se desarrollaron entonces varias concepciones: las del propio Engels (filosofía como producto interdisciplinario y reflexión sobre la dialéctica de la naturaleza); las del materialismo dialéctico (filosofía como ciencia de las ciencias); las de la Escuela de Frankfurt (teoría crítica); las de Schaff y Fromm (un nuevo humanismo); las de Louis Althusser (teoría de la práctica teórica y destacamento teórico de la lucha de clases en el seno de la teoría [posiciones])/14 y otras. Estas polémicas provenían también del empleo de diferentes tradiciones filosóficas y científicas en el análisis de la obra de Marx y de nuevos campos temáticos, desde concepciones como el historicismo; el estructuralismo; la fenomenología; el hegelianismo y el humanismo que llevaron a conclusiones encontradas dentro del mismo paradigma.

Ahora bien, independientemente de las indudables aportaciones que han hecho todas estas interpretaciones, considero que Sánchez Vázquez, al colocar a la praxis como centro de la reflexión filosófica de Marx (y de su propia reflexión) dio en el blanco; en el corazón mismo de su planteamiento y de su revolución teórico-práctica. Se puede discutir si todo el marxismo con sus aspectos económicos, históricos o políticos debería entenderse como una “filosofía” o “racionalidad práctica” (J. Zeleny) o si ésta constituye sólo su fundamento ontológico, epistemológico, ético y estético de su concepción, sin embargo, no se puede dudar que la interpretación de Sánchez Vázquez es la más adecuada al pensamiento del clásico cuando dice que “con Marx, el problema de la praxis como actividad humana transformadora de la naturaleza y la sociedad pasa al primer plano. La filosofía se vuelve conciencia, fundamento teórico e instrumento de ella”/15. Para Sánchez Vázquez, “La introducción de la praxis como categoría central no sólo significa reflexionar sobre un nuevo objeto —dice en un texto posterior llamado “La filosofía de la praxis” y publicado en la Enciclopedia Iberoamericana de Filosofía— sino fijar asimismo el lugar de la teoría en el proceso práctico de transformación de lo real. Pero, a su vez, determina la naturaleza y función de los distintos aspectos del marxismo como crítica, proyecto de emancipación, conocimiento y vinculación con la práctica”/16.

Para el filósofo hispano-mexicano, esta situación permitiría establecer la diferencia esencial del planteamiento de Marx con respecto a la filosofía anterior y posterior. En efecto, mientras Aristóteles coloca en el centro la categoría del “ser”; Kant la de la “crítica de la razón” y el hombre; Hegel la categoría de “espíritu absoluto”; Wittgenstein la del “lenguaje”; Heidegger, el dasein; Mounier “la persona”; Marx considera que la praxis es la que permite definir el punto de partida de la construcción social; la diferenciación entre el hombre y la naturaleza; la distinción entre una praxis creadora y una práctica enajenante y la interrelación entre teoría y praxis/17.

A partir de este punto, va a esclarecer el concepto y a ampliar y profundizar, por su lado, problemas como: la relación entre teoría y praxis; las formas de praxis (creadora y reiterativa; espontánea y reflexiva); el tema fundamental para la práctica política de la relación entre la organización y la conciencia de clase que le lleva a un deslinde con las tesis de Lenin; la cuestión de la relación entre causalidad y teleología en la historia, que fue objeto de una polémica con Luis Villoro/18 y un tema central para nuestro tiempo, el vínculo entre praxis y violencia/19.

Filosofía de la praxis abrió una nueva perspectiva para el desarrollo del marxismo en México y por extensión en Iberoamérica/20

Pero si la posición de Sánchez Vázquez es novedosa y original con respecto a las otras maneras de interpretar la filosofía dentro y fuera del marxismo, el análisis sobre la filosofía de la praxis permanece como una tarea que requiere nuevas reflexiones. Por ejemplo, en el propio marxismo, otro autor como Antonio Gramsci también habló de “filosofía de la praxis” en un sentido diferente al poner el acento en la construcción de la hegemonía por un bloque histórico dado y profundizar en los aspectos políticos e ideológicos. Aquí la filosofía de la praxis requiere una nueva síntesis.

Los Manuscritos Económico-Filosóficos de 1844

Una de las obras de Marx que más influyeron en la concepción filosófica de Sánchez Vázquez fue la que se conoció como Manuscritos económico-filosóficos de 1844 de Karl Marx (publicados en forma póstuma en 1932 y traducidos al español por Wenceslao Roces, en 1965). El conocimiento de estos textos produjo una verdadera revolución filosófica en el marxismo ya que allí se exponen los fundamentos ontológicos, epistemológicos y antropológicos del pensador de Treveris. Sánchez Vázquez le dedica un detallado libro titulado Economía y filosofía en el joven Marx.

En la obra juvenil de Marx se elaboran las tres más agudas críticas de la modernidad capitalista: a) la tesis de que el hombre, a pesar de que potencialmente debería vivir en un mundo extraordinariamente rico, sin embargo, debido a las múltiples formas que ha adquirido la enajenación, vive cada vez más pobre; b) la necesidad de que se superen las enajenaciones que oprimen y agobian a los hombres y, finalmente c) el señalamiento de la necesidad imperiosa de superar esta condición. Sánchez Vázquez someterá a prueba estas tesis al insistir en los procesos de deshumanización que observamos en el siglo XX e inicios del XXI producto del predominio de la cosificación de los seres humanos y la destrucción de la naturaleza.

En el libro que mencionamos, nos ofrece un análisis de “La concepción del hombre en el joven Marx” como un ser universal, libre y total.

NOTAS

1 Vid. Álvarez, Federico (Editor), Adolfo Sánchez Vázquez. Los trabajos y los días, UNAM, México, 1995. Y en especial, Sánchez Vázquez, Adolfo, Una trayectoria intelectual comprometida. UNAM, México, 2006
2 Publicados en González, Juliana; Pereyra, Carlos y Vargas Lozano, Gabriel, (Editores), Praxis y filosofía. Ensayos en homenaje a Adolfo Sánchez Vázquez. Grijalbo, México, 1985.
3 De igual forma, en aquel período es editor o director de periódicos como Octubre y Acero.
4 Sánchez Vázquez, Adolfo, “Del exilio español en México” en Del exilio en México o recuerdos y reflexiones, Ed. Grijalbo, México, 1990, p. 84
5 Publicado en un libro colectivo titulado Exilio. Ed. Tinta Libre, México, 1977. Prologado por Gabriel García Márquez.
6 Sánchez Vázquez, Adolfo, “Del exilio español en México”, ponencia en el “Congreso de la Guerra Civil Española” San Juan de Puerto Rico, 4 al 8 de octubre de 1989, p. 84. Incluido en el libro, Del exilio español en México
7 Un amplio balance general puede encontrarse en el libro El exilio español en México. FCE-Salvat, México, 1982. Véase también, Vargas Lozano, Gabriel, Esbozo histórico de la filosofía en México (siglo XX) y otros ensayos. Ed. Conarte y Facultad de Filosofía y Letras de la UANL, Monterrey, 2005.
8 Un estudio que se ha publicado al respecto es el de José Luis Abellán, El exilio filosófico en América. Los transterrados de 1939. FCE, México, 1998.
9 En González, J.; Pereyra, C.; Vargas Lozano, G., Praxis y filosofía…, p. 436.
10 Una obra que constituye una muestra de dichas expresiones es A tiempo y destiempo. Prólogo de Ramón Xirau, FCE, México, 2003.
11 El mencionado rechazo a su tesis Conciencia y realidad en la obra de arte, proviene de la evolución del pensamiento de su autor bajo el impacto de dos acontecimientos históricos (El informe secreto de Jrushov al XX Congreso del PCUS y la des-estalinización y el efecto de la Revolución Cubana que produce una revolución también en el arte; y uno teórico que es la profundización de la obra de Marx, Manuscritos económico-filosóficos de 1844.
12 Una importante reflexión sobre Las ideas estéticas de Marx, las encontramos en textos escritos por Ramón Xirau, Luis Cardoza y Aragón y Justino Fernández (quienes también polemizan con el autor desde diversas perspectivas). Por su lado, Gerardo Mosquera se refiere a la importancia de la antología de Estética y marxismo y Juan Acha a Invitación a la estética, entre otros. Vid. G. Vargas (ed.) En torno a la obra de Adolfo Sánchez Vázquez.
13 La primera edición fue publicada por Editorial Grijalbo. En 1980, la misma editorial publica una nueva edición a la que se agregan los capítulos “”La concepción de la praxis en Lenin” y “Conciencia de clase, organización y praxis”. Finalmente, en 2003 se publica una nueva versión por Siglo XXI Editores y en la que se agregan los capítulos sobre la “esencia humana” y la “enajenación”; un epílogo titulado “Balance de la filosofía de la praxis” y un prólogo de Francisco José Martínez.
14 El althusserianismo en México adquirió una fuerte presencia a fines de la década de los sesenta y durante los setenta. Tuvo la virtud de renovar el panorama teórico del marxismo con nuevos problemas y enfoques provenientes de la filosofía de la ciencia, sin embargo, muchas de sus tesis sobre la evolución del pensamiento de Marx suscitaron diversas polémicas por su carácter equívoco y rígidamente estructuralista. Frente a las posiciones de Althusser, Sánchez Vázquez escribió su libro, Ciencia y revolución, el marxismo de Althusser, que le permitió profundizar en su propia concepción. El libro suscitó una respuesta del filósofo Enrique González Rojo, titulado Epistemología y socialismo, de 350 páginas, en defensa de Althusser.
15 Op. Cit. p. 127
16 Quesada, Fernando (ed.) Filosofía política I. Ideas políticas y movimientos sociales. Ed. Trotta, Madrid, 1997, p. 54.
17 Aquí es importante anotar la distinción entre poiesis y praxis aristotélica y la revolución copernicana de Marx al considerar a la praxis como trabajo y no como una actividad que tiene un fin en sí misma. Anoto de paso las diferencias que sostiene el autor con los filósofos Eduardo Nicol y con Juan David García Bacca aunque nunca se hicieron explícitas.
18 Otra polémica (ejemplar en muchos sentidos) que tendrán Sánchez Vázquez y Luis Villoro entre 1985 y 1993, será en torno al concepto de ideología y sus relaciones con la ciencia, la filosofía y la sociedad. Mientras el primero sostiene una concepción amplia de la ideología que permite una relación positiva con la ideología; el segundo, se concentra en las ideologías políticas como creencias no justificadas teóricamente y por tanto, opuestas, por definición a la filosofía. El lector encontrará los textos en los libros de homenaje de los dos importantes filósofos mexicanos: Praxis y filosofía (ed.cit.) y Epistemología y cultura. E. Garzón y Fernando Salmerón (edits.) UNAM, México, 1993
19 Sobre este tema, ASV organizó un importante coloquio multidisciplinario en la Fac. de Filosofía y Letras de la UNAM en 1997 y que diera origen a un libro citado en la bibliografía.

Continuará.

@MovComunistaMex

Estándar
Análisis Político

Hacia la Construcción de la Patria Grande

Sección Internacional de Tribuna Comunista

José Luis Alonso Vargas

I

El Comité Inter­na­cional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos, junto a otras organizaciones solidarias con Cuba, desarrollarán la jornada mundial para exigir en Washington al gobierno de los Estados Unidos el cese inmediato del bloqueo económico, financiero y comercial contra la Mayor de las Antillas, entre otras demandas.

De acuerdo con el sitio oficial del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), miembros del Co­mité Internacional laboran intensamente de cara al evento, que entre sus propósitos incluye los desafíos actuales en América Latina y la solicitud de la libertad del preso político puertorriqueño Oscar López Rivera.

En fecha reciente, el actor y activista social estadounidense Danny Glo­ver alzó su palabra en contra del cerco norteamericano, según la institución cubana.

 “Me uno a la mayoría de los ciudadanos de los Estados Unidos para hacer un llamado al Congreso de Es­tados Unidos a que respete nuestra expresa voluntad de eliminar el bloqueo contra Cuba, el cual impide las relaciones diplomáticas plenas, respetuosas y productivas entre los dos países e impide una libre y fructífera relación pueblo a pueblo”, expuso Danny Glover en un comunicado a los organizadores de las acciones solidarias.

Junto al Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pue­blos, se han sumado a las actividades contra el bloqueo IFCO/­Pasto­res por la Paz y el Instituto de Estu­dios Políticos (IPS por sus siglas en inglés), patrocinados por la Red de Solidaridad con Cuba en Estados Uni­dos (NNOC).

Según informes del citado comité, para los días 16 y 17 de septiembre se han fijado visitas al Capitolio y a Oficinas de Distrito con el interés de promover, no solo el fin del bloqueo contra la Isla caribeña y las restricciones de viaje; sino, también, pa­ra demandar la devolución de la Base Naval de Guantánamo, territorio ocupado ilegalmente por el go­bierno de Estados Unidos, y el respeto a la autodeterminación y la soberanía del pueblo cubano.

Los organizadores del evento anun­cian para el 18 de septiembre la conferencia titulada El bloqueo de Estados Unidos contra Cuba: ¿por qué es erróneo y qué necesitamos hacer para ponerle fin? Esta acción incluirá talleres y la disertación de expertos, quienes expondrán acerca de cómo incide el bloqueo en la vida de ambos pueblos.

II

Representantes de 21 organizaciones sindicales de 11 países del Caribe, reunidos recientemente en Willemstad, Curazao, aprobaron una declaración dirigida a promover la integración política, económica, social y cultural en la región. Los reunidos, convocados por la Federación Sindical Mundial, afirmaron que la unificación de las naciones del área constituye un factor determinante para avanzar hacia el desarrollo sostenible, el bienestar de los ciudadanos. En el documento se destaca la necesidad de que en cada uno de los países caribeños, el estado asuma su responsabilidad en la instrumentación de las políticas económicas, sociales y anti neoliberales y solidarias que fomente la cooperación tal como se desarrolla en la Alianza Bolivariana para las Américas. Entre los sindicalistas caribeños existe la voluntad de acompañar a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) dada su extraordinaria significación estratégica en los destinos de la región, al reconocer las bases que la identifican sin que medien intereses hegemónicos externos, como expresión de la necesidad de reivindicar la soberanía popular. El apoyo de los representantes de los trabajadores del Caribe a la CELAC, independientemente de la diversidad de credos e ideologías, se basa en que este organismo proclama la eliminación de la desigualdad y la pobreza y en el reconocimiento de que está agotado el modelo económico y las políticas impuestas desde Washington, contrarias los anhelos de los pueblos del área. En la declaración se  llama a aprovechar las ventajas que ofrecen los mecanismos regionales y subregionales como la AEC, la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), así como otras iniciativas internacionales como el grupo BRICS, Igualmente, se reconoció a PETROCARIBE, como un extraordinario elemento aglutinador protector de las economías caribeñas que se ven favorecidas con este proyecto y se propuso, con el fin de fortalecer a ese organismo, realizar un encuentro de organizaciones sindicales de países vinculados a esa entidad.  Todos estuvieron de acuerdo que en el Caribe los principales indicadores del mercado laboral, de la desigualdad y de la pobreza están evidenciando que la vulnerabilidad y los principales problemas de la región no se están solucionando, y de forma particular, las mujeres son aún más afectadas, por lo que se acogió el llamado de la Federación Internacional de Mujeres Democráticas a enfrentar las iniquidades que en las relaciones de trabajo padecen. Los dirigentes sindicales de países caribeños analizaron con preocupación cómo en medio de la crisis económica, la turbulencia de los mercados financieros mundiales y las dificultades fiscales, se pone en peligro la situación económica mundial que incrementa el precio de los productos básicos y  la inseguridad alimentaria  problemas que recaen principalmente en los trabajadores y sus familias.

Arrestados.

III

El expresidente Otto Pérez Molina negó las acusaciones realizadas en su contra por el Ministerio Público durante la audiencia sostenida el pasado viernes 4 de septiembre, sobre el caso de corrupción que lo llevara a la renuncia.

Pérez Molina reiteró este viernes que no formaba parte de la red de corrupción conocida como La Línea.

Durante el segundo día de la audiencia de su primera declaración, el ex mandatario felicitó al Ministerio Público (MP) por encontrar a esa banda que defraudó al Estado, pero mantuvo su postura de que no recibió dinero de ella.

Como parte del proceso que se celebra en la Sala de Audiencias del Juzgado de Mayor Riesgo “B” de los tribunales de Guatemala, Pérez Molina calificó de irresponsable a quien dijo que él le ordenó abrir cuatro cuentas bancarias.

De igual modo, asumió su papel en nombrar a los ex superintendentes de Administración Tributaria Carlos Muñoz y Omar Franco, detenidos por su vínculo con la operación fraudulenta, pero afirmó que eso no tiene nada que ver con haber movilizado personas para beneficiar a una estructura ilícita. “Rechazo esos señalamientos”, apuntó.

Sobre las escuchas presentadas como evidencia por la Fiscalía, Pérez Molina resaltó que existe una poca cantidad con su voz, y consideró que si él hubiera sido miembro de la estructura, habría un mayor número de esos audios.

Al mismo tiempo, manifestó que las llamadas no lo aluden y que son interpretaciones que “intentan” vincularlo a la red criminal.

En alusión a las declaraciones del fiscal del caso, afirmó que tiene “el derecho inherente de presunción de la inocencia”, y aseguró estar molestó sobre el modo en que la parte acusadora se refirió a él en su intervención.

En cuanto a las fotografías presentadas por el MP, en las cuales se le ve junto a miembros de la red La Línea, el ex jefe de Estado explicó que se tomó fotografías con miles de personas, particularmente en la campaña electoral. “No lo veo nada de malo”.

Al término de su alegato, el exmandatario se negó a contestar preguntas formuladas en la audiencia “por recomendación de su abogado”. Según explicó la defensa, el acusado tiene derecho de no responder preguntar para no declarar en su contra.

Twitter: @MovComunistaMex

Estándar
Análisis Político

El sistema premia a sus subordinados

César Camacho y Jesús Zambrano

Sección Opinión de Tribuna Comunista

Benito Collantes Martínez

A partir del sábado 29 de agosto tomaron protesta los 499 diputados electos para la  63 Legislatura del congreso de la Unión. Asimismo a partir del pasado primero de septiembre quedó instalado oficialmente el Congresos e inició su periodo de sesiones. Para presidir la mesa directiva durante un año fue nombrado el diputado del PRD, que tan útil ha sido al sistema, Jesús Zambrano, legislador por la vía plurinominal y considerado como uno de los principales epígonos de la corriente de Nueva Izquierda, o de los chuchos. No es casual que todas las fuerzas políticas del sistema, principalmente el PRI, PAN, PRD y los demás hayan coincidido en nombrar a este personaje para presidir la mesa directiva de la Cámara de Diputados. Es conocido que Zambrano ha evolucionado de un combativo ex guerrillero a un peón del ajedrez político del poder, papel nada decoroso por cierto. Zambrano proviene, ya lo decíamos, de la corriente política de Nueva Izquierda, incubada en el PRD, a raíz de la conformación de este partido con la confluencia de diversas fuerzas consideradas entonces como de izquierda. En concreto ellos proceden del Partido Socialista de los Trabajadores, que a su vez se trasformó en una parte del Frente Cardenista de Reconstrucción Nacional, conocido en el argot político como ferrocarril, liderado en ese tiempo por Rafael Aguilar Talamantes, ex preso político en Morelia, ex PC, ex CNED, pero que evolucionó hacia el socialismo socialdemócrata hasta degenerar en el oportunismo y colaboracionismo de clase con el gobierno.

Talamantes fue el gurú ideológico y guía moral  de Jesús Ortega, Graco Ramírez y desde luego de Jesús Zambrano y Carlos Navarrrete, cuando estos daban sus primeros pasos en la política. No es casual que en un documento aun de circulación restringida y que pretende ser las memorias de Carlos Salinas de Gortari, este se expresa así refiriéndose a la coyuntura política de 1988:

“A veces la historia de la salvación de un proyecto depende de dos seres más insospechados. Más que a Bartlett, le debo a Rafael Aguilar Talamantes, hombre de una sagacidad y talento político extraordinario que inventó no sólo el Partido del Frente Cardenista de Reconstrucción Nacional, PFCRN (sic) y se llevó la mayor parte de los votos neocarde­nistas, sino al Frente Democrático Nacional. Talamantes sabía que no se podía ganar y ante la falta de visión práctica, él decidió hacer su propia estrategia para ganar en este río revuelto. Talamantes es al igual que Diego Fernández de Cevallos, hombres que saben lo que quieren y no se pierden en especulaciones y falsas probabilidades”.

Esa premonición  de Salinas demuestra el agradecimiento que el sistema guarda hacia aquellos que se han rendido a sus pies como Talamantes y desde hace tiempo los chuchos lo hacen cada vez de manera más destructiva de aquellos proyectos que alguna vez fueron de izquierda pero que hoy se han pervertido como ocurre con el PRD. Pero pongamos atención al siguiente párrafo que también se sigue refiriendo a la circunstancia política  de 1988 y es más preciso en cuanto a la estima que el sistema tiene sobre individuos hoy encumbrados en la política y que cuando menos uno de ellos: Graco Ramírez sueña con llegar a los Pinos lanzado desde el trampolín de su desastrosa e ineficiente gubernatura del estado de Morelos:

“De esta manera Talamantes construyó la unidad con el hijo del General a fin de beneficiarse de votos, pero separó sus propios intereses para no compartirlos con “el frente”. Esto no era sólo oportunismo, sino una visión estratégica muy fina y acertada del difícil cálculo costo-beneficio en política. Rafael había dejado una escuela política extraordinaria en hombres como Graco Ramírez y Jesús Ortega y otros más menores, que se han especializado en ser operadores “sin adjetivos” y que luego de abandonar a Heberto Castillo se hicieron “los brazos derechos” del hijo del General para rodearlo y encauzarlo administrativamente… dicho con elegancia. ¿Cómo pretendían ganar la presidencia, si tenía de antemano perdido el Congreso? Eso no lo vieron los estrategas del PFCRN, porque no hubo estrategas y el hijo de Cárdenas y Porfirio eran hombres de sensibilidad y de política antigua, más que hombres con mentalidad estratégica. Su falta de acción conspirativa, incisiva, no les permitió decantar entre sus leales y nuestros operadores que les rodeaban y nos informaban; había días en que yo tenía hasta cinco versiones de una misma reunión con matices diferentes, pues nuestros informantes estaban compartimentados”. (Ambos párrafos han sido tomados de una publicación que filtró en las redes sociales Purificación Carpinteyro atribuida a una parte de la autobiografía de Salinas.)

Así vemos que el sistema premia con creces a sus subordinados. Hoy a Talamantes se le ha perdido el rastro, pero seguramente goza del producto de los jugosos negocios que le dejaron los programas de construcción de viviendas que le otorgó el gobierno en años pasados. Hoy, los chuchos se esfuerzan por recomponer lo que ellos mismos propiciaron: la destrucción del PRD, hablan de refundación y corregir lo andado, pero los resultados que obtuvieron en las pasadas elecciones hablan por sí solos. Pero este caso, el de Zambrano y el PRD no son los únicos en cuanto a las bondades para premiar que hace gala el sistema, no es el único caso, si bien es el que más resalta por sus antecedentes.

Otros casos parecidos de congratulación y premios que otorga el poder a los suyos podemos citar por ejemplo el arribo a la presidencia del CEN del PRI de Manlio Fabio Beltrones. Aunque de hecho él es parte del mismo sistema y uno de sus sostenes, en lugar de premio podemos hablar de recomposición de grupos y eso es lo que ha pasado con Beltrones.

Beltrones con una larga trayectoria política dentro de ese partido. Considerado actualmente como uno de los políticos más agudos, suspicaz e intuitivo, con claridad suficiente para marcar rumbos que beneficien no solo a su partido, sino según él al país y al sistema económico que defiende. En resumen, es un político de clase que en mucho estiman los que se mueven en ese círculo del capital y los grandes monopolios nacionales y trasnacionales. La llegada de Beltrones, ex gobernador del estado de Sonora en el época de Luis Donaldo Colosio, ex Secretario de Gobernación, ex presidente del Senado y después de presidir la cámara baja, llega con esas credenciales, a un PRI debilitado por la errática política de su jefe político Enrique Peña Nieto. Con el encargo de devolverle a ese partido el brillo perdido y prepararlo para el 2018, como una maquinaria perfecta haciendo alusión a lo de dictadura para arrasar en la contienda electoral y seguir perpetuando el sistema encabezado precisamente por el partido que ahora él preside. Pero no es un simple relevo. Ante el desgaste de figuras cercanas a Peña Nieto como Osorio Chong y Luis Videgaray, busca colocar en el tablero político de lanzamiento al 2018 a otras figuras que puedan competir con posibilidades de éxito, incluido el mismo Beltrones, y vencer a los candidatos de la oposición, principalmente contra AMLO, a quien el sistema político actual incluido el PRD lo ven como un serio peligro para 2018, pese a sus afanes populistas y posturas mesiánicas. El mismo Peña Nieto ya lo anunció en su informe, calificando al populismo como un peligro inmediato, ante lo cual recibió la aprobación y halagos de los patrones de la IP.

José Antonio Meade Kuribreña en SEDESOL y Aurelio Nuño en la SEP son dos figuras que entran a la competencia desde secretarías estratégicas por su cobertura operativa y presupuestos cuantiosos. Para eso hicieron a un lado de los reflectores sociales a Rosario Robles premiándola con la  SEDATU donde tendrá menos margen de operación y lucimiento personal.

También el PAN ha renovado su dirigencia con la llegada de un político joven  y ambicioso, es Ricardo Anaya, queretano de pura cepa pero moldeado en el ambiente panista en la época recientemente concluida del Maderismo embarrado de lo que queda del calderonismo. Lejos están en el PAN los tiempos de don Luis H. lvarez del panismo ortodoxo, considerado de derecha para dar paso al pragmatismo. Anaya elegido en medio de una elección controlada de manera interna por ese partido, simulando un proceso democrático, esta realizando un proceso interno de restañar las heridas dejadas en el grupo de sus oponentes  para llegar a acuerdos, ha recibido pues su premio.

De esta manera, los partidos del sistema velan sus armas y premian a sus principales cuadros, escogen a los experimentados y ambiciosos políticos como Beltrones o recurren a jóvenes como Anaya inducidos en la política por los políticos viejos del sistema, es más elocuente el caso del PRI, donde el dinosaurio se anida en un nuevo parque jurásico. Por lo pronto uno de los héroes de esta película Jesús Zambrano tendrá la oportunidad durante un año de estar en los reflectores para seguirse congraciando con el sistema,  negociar asuntos oscuros para su corriente política y profundizar el hoyo de la tumba del PRD. Partido que por cierto, prepara el relevo de Carlos Navarrete ante su gris actuación.

Twitter: @MovComunistaMex

Estándar
Análisis Político

La Coyuntura

Obra de Murat Sayin

Atrocidad y valor

(reflexión con Aylan Kurdi)

La dimensión del miedo, del pánico de las masas, crece de manera geométrica en proporción al incremento en la obtención de la ganancia obtenida por los grandes inversionistas de los corporativos trasnacionales; el terror, cualidad desplegada hasta su máxima expresión por la industrialización de la muerte, es el subproducto del capitalismo imperialista que se ha implantado como parte de la existencia cotidiana.

El armamentismo (y la guerra) como función indispensable del desarrollo capitalista, y la necesidad de realización de las mercancías cuyo consumo se realiza sí y solo sí consume vidas: proyectiles, bastimentos, uniformes, transportes, etc., que demanda acero, carbón petróleo, etc., y que sólo puede lograrse mediante la aportación de la fuerza de trabajo de quienes extirpan de la naturaleza y transforman los recursos en materia prima y productos que son mercancías, en el círculo cerrado, concéntrico de la economía mundo que se cotiza en acciones a la alza, se adquiere con monedas fuertes y se solidifica como capital en menos del 1% de la población mundial, involucra a la generalidad de las economías subordinadas del mundo, principalmente a las proveedoras estratégicas de las empresas monopólicas que se constituyen como la base del imperialismo. México está ahí.

¿Cuánto del valor creado, del sudor de los trabajadores mexicanos durante el tiempo socialmente necesario, va amalgamado en las armas y proyectiles del Estado Islámico, de los ejércitos que se confrontan en el Medio Oriente y en el resto del mundo? ¿De qué modo la complicidad de la ganancia ha llevado al absoluto cinismo a esa despótica burguesía entreguista, a la casta que se ha encumbrado en la cúspide del Estado mexicano para servirle de tramoyista a los potentados trasnacionales? ¿Hasta dónde nuestras manos, la de los líderes políticos y administradores de la nación, por omisión ignorancia, anomia, abulia, pragmatismo o interés, están manchadas con la sangre, las lágrimas, la desesperación de los millones de víctimas sacrificadas en aras del más salvaje de los capitalismos? ¿Cuánta culpa hay de los ciudadanos del mundo, cuánta responsabilidad de los mexicanos que hemos dejado que la política sea privatizada por unos cuantos en su beneficio, de los militantes de la izquierda que prefiere enclaustrarse en dogmas, de la que no ve más allá de sus parcelas, de los que con sus añejas diatribas moralinas y costumbristas quisieran una democratización política sin socialización de los medios de producción y sin distribución social de la renta? También nosotros tenemos que cargar con los pecados del capitalismo al que hemos dejado prosperar tan exitosamente y pagar nuestras penitencias por no haber actuado, por dejar de lado la crítica, la participación social activa, democrática e independiente del Estado y la tradición del internacionalismo proletario, por aislarnos en una burbuja marginal e improductiva.

¿Cuánto de la responsabilidad en la muerte del niño sirio de tres años, ahogado junto con su hermano de cinco y su madre, cuanto de la pena por el pequeño Aylan Kurdi nos corresponde? Nos hemos resignado y acobardado.

Nos hemos acostumbrado al horror: la masacre y secuestro de los normalistas en Iguala, el 26 de septiembre del año pasado; la matanza de Tlatlaya; las ejecuciones en todo el país; la convivencia con la delincuencia. La excesiva propaganda en favor de las fuerzas armadas para disfrazar su papel de policía que comete atrocidades haciendo un trabajo que no les corresponde, intentando recuperar, para la fracción del Estado que los comanda, que ejerce un exorbitante gasto público para mantenerlos en las mejores condiciones, el dominio sobre los vastos territorios en los que el capitalismo delincuencial ha sentado sus reales. Da lo mismo; peor si sucede más allá de los océanos. Nos han expropiado la capacidad de sentir compasión y de ser solidarios.

No es sólo un asunto moral, aunque el peso de la crítica a la discriminación y el de la indignación organizada han sido detonantes importantes para exigir a los gobiernos un cambio profundo en las políticas públicas relacionadas con la violencia, sea cual fuere la forma en que ésta se presenta. El capitalismo ha entrado, desde hace mucho tiempo, en una etapa de depredación, saqueo y rapiña; para entronizarse ha impuesto formas de pensar en las masas que no solamente fomentan el individualismo, el “me vale madres”, sino que incluso ha logrado conquistar los espacios de la conciencia en donde se alojaba la cooperación como forma de supervivencia social, para implantar la competencia entre los iguales, ya sea por un asiento en el vagón del metro o por una fuente de empleo: el estatus es la suma de las mercancías intercambiadas por la mercancía trabajo arrebatada a los demás, ya no existen las categorías colectivas en el discurso, la clase, menos en la acción; las luchas sociales ahora disfrazan el economicismo de los individuos y la fraternidad y camaradería son una añoranza de tiempos remotos.

Los individuos y los pueblos se han aislado mientras el capitalismo imperialista se ha expandido universalmente, pocos recuerda el aislamiento y cerco que se mantiene en torno a los hermanos zapatistas de Chiapas; los que reaccionan ante el embate de las empresas de muerte son pequeños puñados de perseguidos; quienes se emocionan por las minúsculas victorias o afligen por las enormes desgracias de los pueblos de Tamaulipas, Veracruz, Guerrero, Michoacán, Grecia, Siria o Irak. La identidad cultural está preñada de desinterés; pero los posmodernistas se equivocaron de plano cuando auguraron la adaptación interminable del capitalismo y su reciclamiento perpetuo: la sociedad postindustrial que describieron está creando contradicciones mayores para las que no hay respuesta directa en los manuales clásicos, aunque sí existe un muy claro método en sus líneas: la lucha de clases se agudiza y las crisis son cada vez más violentas, crueles, destructivas; los trabajadores y los pueblos sabrán resistir y luchar en contra de los monopolios beneficiarios de la guerra en México, Siria o Irak, quienes adquieren el petróleo extraído por las empresas beneficiarias en la Ronda 1 o por el Estado Islámico, para que con la ganancia obtenida por la realización de ese recurso, exento de toda regulación mercantil, se financien las armas que se disparan contra la población inerme y abandonada, en cualquier lugar del orbe.

El horror nos deshumaniza, cancela de tajo las perspectivas para la construcción de los consensos; la hegemonía de la amenaza y la muerte arrancan de cuajo la subjetividad: no hay futuro posible; solo queda correr, huir, a Europa, a Estados Unidos o a donde la vida pueda fluir, al ritmo del mismo capital que los ha condenado a muerte o al exilio, pero finamente discurrir para seguir vivos. La subjetividad desaparece, la imaginación ha muerto para los pueblos despojados de territorio, quedan las lenguas, la historia, una cultura que se diluye, transmuta, sincretiza y crea híbridos también sujetos al dominio alienante del capitalismo. Es la destrucción de la clase en el origen y la ardua reconstrucción en el destino, que tarda en configurarse socialmente y en darse cuenta de su papel histórico. Tanto los hemos vivido, desde las migraciones del campo a la ciudad, a través de las fronteras, a continentes distantes, que el ácido del dolor que crea la ausencia ha encallecido las conciencias pero también ha dejado una vasta experiencia para los pueblos.

Pero el terror también se planta en las metrópolis capitalistas, para generar condiciones de explotación más severas y arrebatarles la mayor plusvalía: el sermón racista, fascista, de Donald Trump contra los migrantes, es una reproducción vulgar de los argumentos de los mandatarios de los países europeos en contra del ingreso masivo de los refugiados de África y del Medio Oriente. Mientras Peña Nieto implementa una política de contención de los migrantes centroamericanos, como policía, guarda fronteras del imperialismo y los “zetas” también han participado en el trabajo sucio, en la industria del terror en favor los intereses estadounidenses, sigue la competencia del gobierno mexicano contra los del istmo por la obtención de las estratégicas divisas enviadas por los trabajadores migrantes.

Nos hermana, a los pueblos del mundo, el terror, el asco, la muerte, la persecución y el hecho de que nuestro enemigo es el mismo, disfrazado con rostros de fanatismo islamista o con las máscaras de la modernidad que promueve Peña Nieto, que por igual nos arrebatan el valor que sólo surge del trabajo, que nos exprime la existencia cultural, que nos aleja de nuestro corazón común, ese que abraza a un niño abandonado por las olas en una costa turca: Aylan Kurdi, sirio, irakí, michoacano, guerrerense, nuestro.

Los comunistas debemos empeñarnos en construir, junto con el sentido social de los pueblos como actores históricos de las transformaciones radicales, los lazos de solidaridad y cooperación entre los pueblos, los de aquí y los de todos lados; la reconquista de nuestra humanidad y la lucha por la paz, son tareas políticas que están implícitas en la de la construcción de la Nueva Sociedad.

La tijera de Mancera

Se ha dicho que los programas sociales que el Gobierno del Distrito Federal administra, como una forma de redistribución de la renta hacia los sectores más despojados por el capitalismo mexicano, no serán afectados mayormente con la caída en el presupuesto, derivada de las menores aportaciones de la Secretaría de Hacienda federal y la previsible reducción en la recaudación, como resultado de la agudización de la crisis económica, que acarreará más desempleo, inflación abierta, cierre de empresas, reasignación de partidas y otros graves daños. Esto no tiene forma de sostenerse, lo que implica una mayor merma en el prestigio del gobernante y del partido que lo ha postulado.

El presupuesto de la Ciudad pasa por los filtros de las cámaras federal y local; buena parte se destina a los gastos fijos y de operación. En ninguna de ellas el GDF tiene el ascendiente político suficiente como para imponer sus criterios de operación presupuestal. Es de esperarse que la negociación con los diputados se oriente hacia la prolongación de los cotos de poder que se han creado en la Ciudad, por un lado y, por el otro, dada la redistribución hacia sectores específicos en los que los actores políticos tienen sus bases electorales, a la exclusión de aquellos que se encuentran en las franjas de indefinición política.

El incremento en la demanda de inclusión a los programas de apoyo gubernamental, como consecuencia de la severa crisis económica, además de la ampliación de la base social acreditable, combinado con el efecto de la inflación en la economía familiar de los beneficiarios, provocará el desgaste de los órganos institucionales responsables de su operatividad; no hay dinero que alcance, ni lo habrá en un lapso largo. También le afectará la determinación sobre la calificación de la deuda pública que las delegaciones y el GDF pueden adquirir en el mercado bancario. La crisis financiera se profundizará para la administración mancerista, restándole los apoyos necesarios para reconstruir los consensos, incluso entre los empresarios de la urbanización, a quienes es tan adicto, que ahora encarecerán la obra pública mediante los acostumbrados ajustes presupuestales o verán la cancelación de los proyectos.

Además, de ser cierto que las partidas asignadas para ser destinadas a la adjudicación financiera entre los favorecidos por los programas se sostendrán en los mismos niveles que los que tuvieron en el presente año, las condiciones que impone la crisis las disolverán en corto plazo. Esto es, aunque los presupuestos no decrezcan en términos absolutos, en los relativos serán afectados por las causas descritas.

La proporcionalidad, la relación de las partes con el todo, de las partidas presupuestales se mantiene en equilibrios inciertos; es un hecho que los trabajadores del GDF se han visto afectados en sus derechos laborales y en sus salarios por la pérdida de la capacidad gubernamental para cumplir con sus demandas; la deuda pública de la Ciudad, que había sido “manejable”, ha adquirido los mismos rasgos que la del gobierno federal: se ha succionado una enorme cantidad de recursos económicos para el pago de los intereses y la recontratación: se escarba un hoyo para tapar el otro.

Los programas sociales en el D.F. han sido una barrera contra la degradación social que hemos visto en otros estados; fueron implementados como un acto de justicia para recompensar a los habitantes de la zona más productiva y expoliada del país. Su defensa no es asunto de apoyo político hacia el gobernante; han sido una de las conquistas de la lucha popular por la democracia. (Juan Pablo Jardón)

“Los muchachos no fueron incinerados en basurero de Cocula”: #Informe GIEI sobre Ayotzinapa

Al presentar los resultados de 6 meses de trabajo en México, Francisco Cox sostuvo: “Los muchachos no fueron incinerados en el basurero de Cocula”. Expuso trabajo de un perito independiente que refuta a la PGR.

Redacción Aristegui Noticias  septiembre 6, 2015

Los normalistas de Ayotzinapa no fueron incinerados en el basurero de Cocula, como lo informó la PGR a inicios de este año -que incluso lo consideró una “verdad histórica”-, determinaron expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, quienes consultaron al perito José Torero, quien acudió al lugar y realizó diferentes pruebas.

El perito acudió el 12 de julio al basurero, acompañado por el grupo de expertos, y estableció las condiciones necesarias para incinerar un cuerpo.

“Nos demostró que las evidencias y el estado del arte de la ciencia en fuego indica que el óptimo para incinerar un cuerpo es un horno crematorio. En esas condiciones el tiempo requerido, requiere entre 90 y 120 minutos un solo cuerpo“, apuntó el experto Francisco Cox, este domingo en conferencia de prensa.

Señaló que para quemar por ejemplo un neumático, al aire libre, todo el proceso concluiría en 60 horas. Sin embargo, los detenidos dicen que estuvieron en el lugar sólo 16 horas y que habían usado entre 10 y 15 llantas para quemar los cuerpos. Por lo cual descartaron como válidas sus declaraciones.

Y precisó que para incinerar un solo cuerpo, se necesitarían 650 kilogramos de madera.

Además, la llama por la supuesta quema se habría tenido que inclinar hacia el basurero, encendiendo todo el plástico, lo que no ocurrió.

Por su parte, Carlos Beristain aseguró que “ese evento así (la incineración), tal y como se ha sido descrito no pasó”. Aunque reconoció que “en el basurero se han dado fuegos de pequeñas dimensiones”. “Para la incineración de 43 cuerpos no pudo hacerse en el basurero de Cocula”, remató.

Ante esto, los expertos llamaron a investigar los hornos de cremación que pudieron haber sido utilizados para la quema de cuerpos de los estudiantes. (Redacción Aristegui Noticias  septiembre 6, 2015).

Estándar
Análisis Político

Intervención de Marcos Leonel Posadas en el acto por el tercer aniversario de Tribuna Comunista

IMG_0045

En primer término expreso mi agradecimiento a los compañeros colaboradores que hacen posible la salida de Tribuna Comunista: en especial señalo la constancia de los esfuerzos y desvelos de Eder Ángeles Vite, de Daniel Carlos García, de Gustavo Rivera Linares; En el caso de Eder el desvelo es real, vigilia nocturna laboriosa pues luego de su trabajo para la subsistencia ha pasado muchas jornadas, tantas como los 150 números publicados, trabajando a veces con noches “de claro en claro” como El Quijote por sus lecturas…

Y quiero compartir con ustedes los momentos de satisfacción que cada semana me causan la llegada de las colaboraciones para Tribuna, debo mencionar a Teresa Gurza –con su profesionalismo de comunicadora, puntual, rigurosa con sus cuota autoimpuestas de palabras por artículo, alrededor de 740; para mí son estímulo y satisfacción recibir los artículos de compañeros como Miguel Torres,  Raúl Díaz, Carlos Reyes, Benito Collantes, Rogelio Mendoza, Carlos García, José Luis Alonso, Juan Pablo Jardón, de otros compañeros que han colaborado  siempre solidarios, superando sus calladas dificultades con entereza, sin más retribución que responder a las demandas de su conciencia. Gracias a ellos ha sido posible mantener la salida de ya 150 números de TC en 3 años que ahora conmemoramos.

Igualmente mi reconocimiento a los compañeros del Núcleo Promotor del MCM que pese a constantes limitaciones, a los baches y sacudones del camino, han cobijado y mantienen la posibilidad de desarrollar un nuevo proyecto de organización para los comunistas de hoy y de mañana. Para los comunistas del siglo XXI.

Gracias a su actitud es posible que hoy nos planteemos continuar y mejorar el trabajo, tanto de Tribuna Comunista como del Movimiento Comunista Mexicano.

Ahora hablemos de eso: Recientemente, este mismo mes, hemos acordado y comenzado a precisar cómo desarrollar una nueva etapa de trabajo, a partir de una conclusión –coincidente con el sentido de lo dicho aquí por Elvira Concheiro: No podemos seguir como hasta ahora, es necesario avanzar, mejorar, conocemos algunas debilidades que pueden superarse y debemos lanzarnos con ambición a nuevas metas: La situación del país nos lo demanda.

Vivimos tiempos de crisis. Todos lo sentimos, lo sabemos, lo vivimos: Los golpes de las crisis se dan todos los días, fuertes, brutales, para millones de mexicanos son abrumadores –en esta fecha que cumplimos 11 meses de los crímenes de Iguala, los compañeros han dicho con vehemencia la indignación que provoca recordarlos y tener presente la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa–, Y tenemos presente que la crisis actual en México afecta, recorta y destruye la vida de millones…

Hay y habrá distintas formas de definir, tanto política como científicamente, cada una de las crisis específicas; son numerosos los estudiosos de la sociedad y de la historia que trabajan para descifrar y poner en claro algunos de sus enigmas, de su funcionamiento, de su trabazón; inteligencias que se dedican a estudiar los problemas nuevos que no tienen respuestas a priori, que analizan como muchas crisis coinciden en el tiempo, concurren y se anudan unas con otras para ser partes de una crisis de todo el modo de producción y la civilización capitalistas, con alcance global y larga duración.

Los compañeros que estudian la sociedad y sus contradicciones y la lucha de clases nos dan diagnósticos y aproximaciones teóricas, sobre los temas económicos, políticos, sociales, de la salud, la educación, la alimentación, los energéticos, etc. No tenemos solo la multiplicación de la desigualdad y las miserias ya antiguas sino también problemas de los últimos decenios, que se acumularon rápidamente y son ya muy graves, como los impactos del modo de producción capitalista sobre el ambiente, que lo han deteriorado y ponen en riesgo las condiciones que hacen posible la vida en el planeta –es válido decir que junto con la contradicción capitalista básica entre trabajo y capital: la explotación del trabajador asalariado y la opresión política de todos los trabajadores, junto a ella aparece como contradicción igualmente básica el choque del desarrollo capitalista con la naturaleza–; y tenemos también los peligros de la guerra con armas nucleares, en fin, hay decenas de aspectos de la realidad que enturbian el panorama de las crisis.

Los diagnósticos sobre las crisis pueden diferir entre sí, pero es muy amplia una coincidencia: el estado de enfermedad de la vida social y de las relaciones económicas y políticas llevan la tendencia a empeorar; que se ha entrado en un proceso de degeneración, de descomposición en la sociedad; que las crisis del capitalismo generan catástrofes que parecen sin fin, la barbarie está presente, se extiende, es envolvente y penetrante.

Eduardo Cervantes y Elvira se referían a otro aspecto de la crisis: la crisis de la ética en la sociedad de hoy, la pudrición de los valores debido a la mercantilización de todo, y por la corrupción del régimen, y que esto contamina y se expande a la sociedad, es algo de suma importancia que  incorporamos como  otro gran tema a resolver.

Las crisis que nos afectan son de índole local y nacional pero están conectadas y traslapadas con las crisis globales, por lo tanto, el esfuerzo, el combate por resolverlas o darles una vía de salida es local y debe ser nacional y también global. El internacionalismo deberá ir más allá de la solidaridad: implica tareas y estrategias comunes a fuerzas de muchos países y de nivel mundial.

El grupo de Peña Nieto retóricamente niega o desdeña la crisis aunque tiene todos los datos de la misma; esa actitud nos habla de su irresponsabilidad; más aún cuando sus contrarreformas  son fuente del ahondamiento de la crisis; el gobierno y los grupos de la oligarquía capitalista atizan la crisis pues también de las crisis sacan provecho y ventajas. Lejos de resolver los problemas, instrumentan nuevos y brutales ataques contra en nivel de vida de los trabajadores, preparan más recortes al gasto público en educación, salud y la privatización de estos servicios esenciales. Por el lado del gobierno y la oligarquía financiera no hay salida, solo empeoramiento de la crisis; el curso actual de las cosas nos lleva a más y mayores conflictos.

Hoy por hoy parece que las ofensivas del imperialismo y la derecha avanzan en el mundo: En América Latina han redoblado los ataques contra los gobiernos y frentes sociales progresistas, los cuales se desgastan sin dar respuestas para resolver problemas y conflictos internos, parecen desconcertados y que han perdido impulso; en Europa son muy negativos los reveses al gobierno reformista de Grecia por la oligarquía que domina la Unión Europea, Syriza llegó al gobierno y ya ahí su lucha ha sido impotente, por la desfavorable relación de fuerzas les han impuesto otra vez la línea contra la cual se levantaron; en Estados Unidos, entre burlas y con sus barbaridades Donald Trump hace avanzar la plataforma reaccionaria y antimexicana, probablemente ese ricachón racista no llegue a la presidencia pero la radicalización derechista condicionará a los que ganen la elección, —Ayer Trump expulsó e insultó de una conferencia de prensa a Jorge Ramos, un periodistas importante…, pero aquí se hace peor: los dueños de MVS suprimieron la voz de Carmen Aristegui, destruyeron el programa de noticias más importante para aplicar planes y venganzas de Peña Nieto con la complicidad de los tribunales; aquí la censura se hace con cobardía y cinismo.

Como en el Porfiriato, los ingresos de los trabajadores retroceden por 30 años y más, pero al mismo tiempo crecieron escandalosamente las fortunas de los Slim, Larrea, Aramburuzavala, Bailleres, Salinas Pliego y demás parásitos que exprimen el trabajo y la vida de los trabajadores. Hace rato Eduardo Cervantes citaba que 4 de esos fulanos acumulan recursos equivalentes al 9% del PIB, más que muchos millones de trabajadores mexicanos… Es a una oligarquía de pocos miles a la que sirve el poder político.

Como en una dictadura, EPN se hizo del poder ejecutivo con golpes de mano, comprando millones de votos con derroche de dinero ilegal, el total de votos que lo apoyaron son 14 % del padrón, pese a ser una minoría, el priismo peñanietista impone sus políticas contra la mayoría de los mexicanos y se burla de todos.

Sus cómplices mercenarios del partido Verde, partida de tramposos profesionales, autores de delitos reconocidos, son premiado por el INE, contra toda razón y argumento le mantienen un registro que cuya legalidad ellos vulneraron, le rebajan las multas por sus delitos, mientras que con rigorismo selectivo el INE quita el registro del PT. El 3% de votación para mantener el registro de un partido,  y el intrincado sistema de registros para tener derechos electorales violentan un derecho básico de los ciudadanos: Hace falta una reforma política de fondo pues el actual sistema electoral no solo está desprestigiado sino que sirve a la falsificación y negación de los derechos electorales.

–Tiene razón Eduardo Cervantes– además de la fuerza electoral hace falta un frente social-. Y en los movimientos sociales debemos superar el clientelismo y la práctica por miles de dirigentes que se limitan a presionar  para “bajar recursos” de los programas del gobierno, un clientelismo economicista que reduce los alcances de los movimientos sociales.

Los recortes del presupuesto afectarán servicios a la mayoría de los trabajadores del país; afectaran a la UNAM, el IPN y las universidades publicas mientras las mafias de los Pinos y sus contratistas derrochan en proyectos como el aeropuerto, carreteras de paga y proyectos que solo sirven para el saqueo del erario, una muestra más de la identificación del poder político mafioso con el capitalismo delincuencial,

Compañeros, debemos denunciar al poder mafioso rotundamente contrario a los intereses de los ciudadanos, a sabiendas de que se han puesto fuera del control legal y que las denuncias y la indignación de los ciudadanos no son suficientes para derrotarlos. Entre otras razones porque las denuncias y las protestas son fragmentarias y dispersas.

Esta realidad constatada una y otra vez, convierte en prioritario algo que si está en la posibilidades de los ciudadanos, de los movimientos que hoy coinciden con los intereses de la clase obrera y del pueblo trabajador, esa prioridad es construir una propuesta de política alternativa que encauce a la nación hacia una salida de la crisis, una salida de carácter democrática, popular, con independencia y soberanía. Esto es una necesidad de casi todos los mexicanos, excepto la oligarquía capitalista y los mercenarios políticos del PRI y las camarillas de los partidos que se han amoldado a su dominación.

Es una urgencia política mayor, ponerse de acuerdo el mayor número de fuerzas en una propuesta política que enfrente y dispute a la línea impuesta por las mafias en el poder. Promover el avance en una alternativa abarcadora, unificadora es tarea central en esta nueva etapa de trabajo del MCM, nos comprometemos por ella pero sabemos que ni nosotros solos ni nadie por separado podrá tener éxito, que se requiere la participación conjunta de otros muchos agrupamientos.

Es el momento de que los demócratas, los socialistas, aquellos quienes somos parte del pueblo trabajador, los comunistas de diversos grupos, las diversas izquierdas, los militantes politizados de movimientos sociales, todos los que luchan por cambios para salir de la crisis, en Morena o el PRD y en otras trincheras hagamos nuestro el reto de construir una salida a esa crisis, el primer paso es articular una propuesta programática con líneas de acción concurrentes.

El gobierno y la oligarquía no tienen un proyecto de nación, la guía de sus planes y acciones son la ganancia rápida (como las del narco); su impulso lo da la sobreexplotación de los trabajadores y los recursos naturales; lo da la inercia de la dependencia de los EEUU, y los impulsa hacer del patrimonio público un botín de empresas contratistas y funcionarios corruptos.

Creemos que luchar por los derechos democráticos es luchar por dar fuerza a los ciudadanos y trabajadores, luchar por democracia no solo en lo electoral sino en todos los aspectos de la vida pública, la lucha por la democracia es un punto de partida que se renueva constantemente: Derechos para todos: de todas las edades, sexos, clases, etnias, regiones… Derechos en todas partes, en los centros de trabajo, en  la UNAM, el IPN y todos los centros de educación, en los partidos, en las calles, en las relaciones familiares… La lucha por la democracia en todas las relaciones sociales, políticas, sociales es también herramienta para recuperar la dignidad, la ética, los valores esenciales para la existencia humana.

Trabajar en lo concreto de detalle, en lo del día a día, en lo sencillo que soporta a todo lo demás –hacer y repartir volantes, ir a reuniones, comunicarse con quienes compartimos intereses y problemas, ir a marchas, hacer presencia en las cámaras, etc., y al mismo tiempo trabajar en lo general, en la construcción de una estrategia de conjunto.

Nos proponemos promover discusiones organizadas para ponerse de acuerdo.  No creemos en respuestas a priori, en catecismos de los inspectores de revoluciones, de los pontífices que condenan o absuelven.

En la nueva etapa de trabajo del MCM  hemos definido objetivos contenidos en 24 puntos del Resolutivo de la asamblea del 8 de agosto, entre ellas destaco las siguientes líneas de trabajo:

  • Iniciativas para promover la formulación de una alternativa, una estrategia: promoveremos reuniones con intelectuales comunistas, iniciativas hacia otras organizaciones y círculos…
  • Impulsaremos con intensidad la construcción organizativa del MCM: por ahora como organización federativa, no centralizada; de los resultados de esta etapa organizativa podremos conjuntar un equipo de dirección política nacional, y en su momento con ellos formularemos las normas de organización, el estatuto que acuerde la mayoría…
  • Daremos nuevo impulso a la difusión de las opiniones del MCM: construiremos la página web con secciones sobre la lucha local, la discusión política, el debate teórico, el rescate de la memoria y experiencias…  Haremos cambios para mejorar Tribuna Comunista, con especial preocupación por conectar con los jóvenes activistas de llevar información y reflexión sobre los temas de la lucha y la revolución, para contribuir con información y debate al proceso ya en marcha de formación de una nueva generación política. Eder habló de eso y de tareas que tendrán plazos definidos.
  • Instalaremos una sede – local u oficina de reuniones y trabajo.
  • Llamaremos a los comunistas para construir y militar en el MCM.
  • Llamado a los amigos para hacer aportaciones económicas que apoyen las actividades del MCM…

Compañeros, al parecer la gente sueña mientras duerme pero así ni recordamos lo que soñamos:  Yo sueño despierto –los sueños son los ejércitos del alma diría el maestro Romain Roland–, yo sueño consciente de lo que hace falta y de lo que es posible hacer hoy, y creo que si bien nos fijamos, esa forma de soñar la compartimos.

Fuente: http://issuu.com/movimientocomunistamexicano/docs/tribuna_comunista_n._151

 

Estándar
Análisis Político

Son incorregibles; no tienen remedio

Carlos Reyes Romero

“Es hora de aullar, porque si nos dejamos llevar por los poderes que nos gobiernan, y no hacemos nada por contrarrestarlos, se puede decir que nos merecemos lo que tenemos.” José Saramago. Terra. 13 de junio de 2007

Los “Chuchos” o “Los perros del mal”, como le encanta autodefinirlos a José de Jesús Zambrano Grijalva, volvieron a las andadas. No puede ser de otra manera. Son más de 40 años de colaboracionismo con el régimen político mexicano, de los que les cuesta mucho trabajo desprenderse.

Nacidos a principios de los años setenta, a la sombra de Rafael Aguilar Talamantes, exlíder juvenil y estudiantil comunista, preso en Morelia de 1966 a 1971, cuando salió de la cárcel y se incorporó al Comité Nacional de Auscultación y Coordinación (CNAC, luego CNAO), grupo dirigido por Heberto Castillo al que abandonó en 1973 para crear, con generoso patrocinio de Luis Echeverría, el Partido Socialista de los Trabajadores (PST), junto con Pedro Etienne Llano, ahora priista, y Graco Luis Ramírez Garrido Abreu, ahora gobernador de Morelos y hermano del General José Domingo Ramírez Garrido Abreu, de triste memoria por su participación en la Guerra Sucia y en la represión contra los movimientos sociales.

De esta formación proceden Graco Luis Ramírez Garrido Abreu, Carlos Navarrete Ruíz, Jesús Ortega Martínez, su hermano Antonio Ortega Martínez y Agustín Miguel Alonso Raya, a los cuales en los años 80 se les unió José de Jesús Zambrano Grijalva, quien provenía de la “Liga Comunista 23 de Septiembre” y que estuvo preso durante los años 1974-1975 y bastante tiempo después Guadalupe Acosta Naranjo.

Desde sus orígenes, el núcleo central de los ahora “Chuchos”: Graco Ramírez, Carlos Navarrete, Jesús Ortega, Miguel Alonso Raya y otros enseñaron el cobre, pues impulsaban una política de alianza con los “sectores progresistas y nacionalistas del PRI” que en los hechos era de apoyo al presidente en turno, ya fuera Luis Echeverría Álvarez, José López Portillo o Miguel de la Madrid Hurtado.

En su momento fue célebre la adulación que Graco Ramírez le hizo a Luis Echeverría al llamarlo “El nuevo Cárdenas”, en la audiencia que los entonces promotores del PST tuvieron con el expresidente.

De esa entrevista se consolido el apoyo presidencial a través del michoacano Carlos Gálvez Betancourt, entonces director del IMMS y de Ignacio Ovalle Fernández, primero como secretario de la Presidencia y luego como coordinador general del Plan Nacional de Zonas Deprimidas (COPLAMAR).

Por eso el resto de la izquierda los consideraba un partido paraestatal.

Aunque en los años 80 rompieron con Rafael Aguilar Talamantes, reivindicando una supuesta independencia del gobierno, la verdad es que nunca pudieron zafarse de ese lastre por los privilegios políticos y financieros que les redituaba y les sigue redituando el ser comparsas, “achichincles” les llama López Obrador, del gobierno en turno.

Eso les ha cambiado hasta el modo de andar. Baste ver la expresión de éxtasis que arrebata al senador Miguel Barbosa cuando sus asistentes le quitan o le ponen el saco o la costumbre que ha adquirido Jesús Ortega de darse baños de vino tinto en Spas de lujo, para advertir como se han descompuesto estos antiguos activistas sociales.

No hay ni a quien irle. Si bien Jesús Zambrano logro obtener el 23.2 % de la votación, en 1977, en la elección para gobernador en su natal Sonora, alcanzando con ello el tercer lugar, todo mundo sabe que eso pudo hacerlo gracias al apoyo financiero que le brindo Manlio Fabio Beltrones, en ese entonces gobernador de Sonora.

En la siguiente elección, en el 2003, ya sin el apoyo del PRI ni de Beltrones, sólo alcanzó un lejano 6.3%. Desde entonces dejo de buscar la gubernatura de su estado.

Cuauhtémoc Cárdenas los conoció bien en 1988, cuando trataba de mantener la bandera de la dignidad y del reclamo frente al descarado fraude de que fue objeto el Frente Patriótico Nacional, pues los primeros que se pusieron a negociar con Carlos Salinas de Gortari fueron precisamente Rafael Aguilar Talamantes y los ahora “Chuchos” con la intermediación de Manuel Camacho Solís, cuando todavía era parte del “equipo compacto” de Salinas de Gortari.

También es ampliamente conocida en los corrillos del PRD y entre las y los diputados de aquel entonces, la negociación que hicieron los “Chuchos”, encabezados por Guadalupe Acosta Naranjo, con los enviados de Felipe Calderón Hinojosa, en los alrededores del Hotel María Isabel, para convenir la entrada de Calderón Hinojosa y de Vicente Fox al Palacio Legislativo de San Lázaro, para que aquel tomara protesta del cargo en una tumultuosa pero “negociada” sesión.

De la continuidad de esas “negociaciones” que en la práctica avalaban el reconocimiento “no público” por el PRD de Felipe Calderón como presidente de la República, se convino “hacer” gobernador de Nayarit a Acosta Naranjo en la siguiente elección de mandatario estatal. Para lo cual se convinieron las “coaliciones” que llevaron al triunfo a Gabino Cué Monteagudo en Oaxaca, a Mario López Valdés en Sinaloa, y a Rafael Moreno Valle en Puebla durante el 2010. Todo ello a espaldas de Andrés Manuel López Obrador.

Estrategia que esperaban consolidar a través de la repetición de la “coalición” con el PAN en el estado de México. Pero se les atravesó López Obrador y echo abajo el acuerdo de los “Chuchos” con Felipe Calderón.

Y ahí tronó también la posibilidad de que Guadalupe Acosta Naranjo fuera gobernador de Nayarit; las cosas se le complicaron de tal manera que al final ya mejor ni compitió.

Una de las últimas gracias y la de mayor costo político de los “Chuchos”, fue postular y encubrir a José Luis Abarca Velázquez como presidente municipal de Iguala, a pesar de que fueron prevenidos de sus vínculos con el narcotráfico y el crimen organizado. Ahí sí, cayeron hasta la ignominia.

Pero fueron más allá porque sabían perfectamente que José Luis Abarca Velázquez había asesinado de manera extremadamente sangrienta a Arturo Hernández Cardona, activista social y político perredista… y callaron.

Cuando René Bejarano hizo público este caso en uno de los consejos nacionales del PRD, la cúpula de los “Chuchos” ya tenía toda la información de esa infamia y la ocultaron.

También saben bien los “Chuchos” de las voces que señalan a Zeferino Torreblanca como asesino del precandidato a gobernador de Guerrero, Armando Chavarría Barrera y jamás han alzado su voz para exigir justicia. No lo podían hacer porque ponían en riesgo los “apoyos” económicos que Zeferino les daba directamente a ellos.

Como tampoco lo hicieron ante Ángel Aguirre Rivero, ni por el caso de Chavarría ni por el de Hernández Cardona, por la misma pecuniaria razón. Por el contrario, lo encubrieron y respaldaron hasta que su estancia en el gobierno de Guerrero fue insostenible.

Se pueden citar más y nuevos hechos deleznables de los “Chuchos” que han llenado de inmundicia al PRD y que desgraciadamente han sido aceptados calladamente por el resto de las corrientes, quizá para no poner en riesgo su zona de confort. Qué lástima que hayan caído tan bajo.

¿Cuánto les va a dar ahora el salinismo-peñanietista a los “Chuchos” por sacarles nuevamente las castañas del fuego, por prestarse al juego de presidir en este primer año la Cámara de Diputados, cuando al PRD por reglamento no le tocaba? Seguramente una bagatela, pero para ellos es mucho porque se han acostumbrado a vivir de las migajas que caen de la mesa del poder.

Para el gobierno es un favor inestimable porque saben bien que varios diputados del PRD tenían planeado emigrar hacia la bancada de Morena en la Cámara de Diputados y que incluso los diputados del PT podrían hacer lo mismo en caso de perder definitivamente el registro de su partido.

Ello abría la posibilidad de que Morena se convirtiera en la tercera fuerza de San Lázaro y que reclamara presidir la Mesa Directiva en el tercer año de ejercicio constitucional.

Pero, por otro lado qué bueno que los “Chuchos” volvieron a enseñar el cobre. Esto va a permitir a propios y extraños advertir claramente que efectivamente existe una alianza tácita entre los partidos del Pacto por México: PRI, PAN, PRD y sus satélites del PVEM y el PANAL, contra el pueblo de México.

Eso incrementa la responsabilidad de la izquierda democrática, particularmente de Morena, del Movimiento Ciudadano y del Partido del Trabajo, sin excluir al Partido Encuentro Social y a Manuel Jesús Clouthier Carrillo, el diputado independiente, de hacer un trabajo legislativo y extra legislativo que ponga en el centro los intereses nacionales y populares.

Los dirigentes y militantes del PRD que realmente quieran cambiar el estado de cosas en ese partido, tendrán que tomar posición y deslindarse de la conducta de los “Chuchos”, porque de otra manera con toda justicia se podrá decir de ellos que se merecen lo que tienen, como bien dice Saramago.

Los campos se están deslindando. Escoja el suyo.

30 de agosto de 2015.

Fuente: http://issuu.com/movimientocomunistamexicano/docs/tribuna_comunista_n._151

Estándar
Análisis Político

La Coyuntura

Contra las ZodesFoto: http://planetatlalpan.mx/

La politización de la obra pública en el D.F.

Miguel Ángel Mancera ha pedido no politizar el tema de la construcción del paso a desnivel en Río Mixcoac, tal y como en su momento lo ha hecho con la entrega de las concesiones para las Zonas de Desarrollo Económico y Social (ZODES), la instalación de parquímetros o, más recientemente, con el proyecto, también privatizador, que hará el paseo peatonal sobre el segundo nivel de Avenida Chapultepec. Está gobernando a contrasentido de la voluntad popular que estableció un contrato con él para ampliar la vida democrática, materializada en servicios y obras en beneficio de la mayoría y en un manejo transparente de los recursos públicos. El plañido de Mancera torpemente ruega por no politizar algo que, de por sí, es política pura, dicho por un representante político a la sociedad más politizada y democrática de nuestro país.

No es de extrañar que sean los estratos sociales medios los que se opongan a la privatización de la Ciudad, ellos son quienes le han dado mayor voz a la en su proceso de ruptura, aún parcial, con el despotismo presidencialista; son los que constituyen la capa social más culta e informada, a la que los mecanismos clientelares del economicismo no logran cooptar; son los que salieron de las aulas en el 68 para protestar contra los abusos del “Trompas” Díaz Ordaz; quienes acudieron solidarios cuando el drama cubrió de escombros la vida cotidiana en septiembre del 85; quienes, en el D.F., votaron mayoritariamente por Cárdenas en el 88, los que organizaron el plebiscito ciudadano del 21 de marzo de 1993 y en el 97 expulsaron al PRI. Son los que duermen, producen, piensan, aman y se aferran a la existencia ahí en donde la concentración de servicios ha creado zonas de desplazamiento urbano, de desarraigo de las poblaciones nativas para que el mercado inmobiliario se encargue de succionar la plusvalía del valor creado por comunidades hoy ausentes; son los habitantes, en el sentido dialéctico del término, que habitan y hacen habitable el entorno, que le dan identidad a las comunidades asentadas en suelos que están siendo depredados en aras del beneficio de unos cuantos. La política urbana de Mancera pretende evadir la realidad de que terreno, colectividad, historia comunitaria y entorno, son una unidad dialéctica que genera expresiones culturales propias y, por lo tanto, también sus manifestaciones ante el poder, es decir, sus particulares exteriorizaciones políticas.

Eso es algo que alguien de izquierda debería saber, pero que Mancera ignora.

Las ZODES, pasos deprimidos y obras urbanas han sido presentadas como tareas estratégicas para el desarrollo, así en abstracto, al más puro estilo neoliberal que confunde el crecimiento del capital privado con el desarrollo económico y, de ahí, inventa la fantasía del beneficio público, cuando, en realidad, es un negocio que a los ciudadanos nos saldrá muy caro y es poco rentable. Lo que no han dicho, es que esa forma de desarrollo no implica la participación democrática en la redistribución de la renta, que las obras serán un mero incremento del capital fijo, es decir, que sucesivamente se rotará como inversión productiva en ciclos de producción y reproducción del capital durante largos periodos, en beneficio de unos cuantos propietarios, pero construido sobre la propiedad colectiva de toda la ciudadanía, lo que no sólo virtual sino explícitamente, es una privatización del espacio público de más alto valor y la subordinación de la administración local a los intereses del capital inmobiliario y de los consorcios de la construcción. Lo que ocultan es el despojo.

Cuando Mancera pide no politizar el tema del modelo de desarrollo urbano, lo que está haciendo es privatizar, aún más, a la propia política, llevándola al terreno de la componenda entre particulares, de la conspiración, de la opacidad y la antidemocracia, en cuando menos, tres sentidos: en la negación de la transparencia como derecho ciudadano; en la abrogación de facto de la participación social en las decisiones gubernamentales que afectan a las comunidades y a la Ciudad por entero y, por último, en la distribución del presupuesto destinado para el desarrollo urbano, que se canaliza de manera preferente  la generación de infraestructura para la reproducción del capital, negándoselo a la reproducción de la vida social en las colonias populares.

Mancera gobierna en favor de una minoría; pero sucede que la Ciudad de México es un fenómeno complejo, producto de historias entretejidas que él ni se imagina, de luchas sociales heroicas y de millones de relatos de la resistencia, ocultos en las entretelas de la memoria de cada barrio, cuadra, colonia, unidad habitacional y delegación política; el desperdicio del consenso con el que inauguró su periodo merma la hegemonía de todo el conjunto del régimen antidemocrático al que decidió plegarse, es esa su mayor felonía; la erosión del Estado que se representa en la Ciudad de México a través de sus actos, no se reconstruirá con programas sociales ni discursos populistas, adornados de sonrisas enmarcadas en sus poses tan estudiadas y repetidas. Si bien, por lo pronto, el suelo y el presupuesto lo manejan a su antojo, deben saber que la voluntad de sus habitantes es inexpropiable.

Es apremiante que las fuerzas sociales de la capital se reúnan en torno a un nuevo proyecto de Ciudad, que impida el retroceso en las conquistas democráticas y arrebate de las garras del capital el futuro de sus habitantes.

La insostenible depredación de las reservas de dólares  

La subasta de dólares continúa, como mecanismo para soportar la devaluación del peso, mientras el final de la crisis todavía no se logra vislumbrar; las reservas internacionales crecen a un ritmo menor que el que la demanda exige; buena parte del fondo está integrado por los envíos de las remesas que envían  los trabajadores migrantes; otra porción se ha obtenido por la venta del petróleo y otra exportaciones; además hay una parte que proviene de los préstamos internacionales. Sólo una mínima cantidad está constituida por el pago de los movimientos de capitales de los consorcios monopolistas. Es decir, están rematando lo que no les ha costado ningún trabajo percibir, que no es suyo, para satisfacer la gula interminable de los especuladores financieros.

El peso, la mercancía de intercambio dentro de las fronteras nacionales, ha perdido la cuarta parte de su precio en relación con la mercancía internacional de intercambio, el dólar; el valor contenido en la economía representada por el peso, la suma del trabajo productivo equivalente, ahora vale tres cuartas partes de lo que valía al principio del año; esto es, somos más débiles en la misma proporción que el deterioro financiero, aunque eso pueda motivar un cierto incremento en las exportaciones, esto nunca equilibrará el daño producido en la economía popular y el retroceso en la producción, lo que incrementa el desempleo, depreciación de la fuerza de trabajo, caída del salario, contracción  de la demanda interna, desabasto de mercancías y, en un círculo vicioso, el cierre de empresas. La balanza comercial deficitaria para México es derivada de una deformación estructural promovida por el Estado: desindustrialización, exportaciones con escaso valor agregado, dependencia alimentaria, etc., que son componentes de una política económica que promueve la supeditación a los intereses de los monopolios trasnacionales y, al final, al capital financiero.

El uso de la reserva de divisas ha extinguido en el año recursos por USD 5,906’000,000.00 (cinco mil 906 millones de dólares) de acuerdo con lo declarado por el banco central, que son irrecuperables. Al 21 de agosto, el monto de la reserva fue de 187 mil 333 millones de dólares. El efecto combinado del derrumbamiento en el precio del petróleo, la reducción del gasto público para el próximo año anunciada por el exministro del año, Luis Videgaray, mucho mayor a la anticipada por la Secretaría de Hacienda y la desaceleración de la actividad económica, hacen de ésta una crisis económica demasiado enredada para ser resuelta conforme a los cánones del responsable del Banco de México; en realidad la subasta de dólares, que se deben, es una pequeña aspirina para tratar de controlar el putrefacto cáncer de una economía centralizada en una porción mínima de la sociedad, una treintena de burgueses, asociados –confabulados- con las grandes corporaciones monopólicas que controlan la dinámica de la economía-mundo y que, por supuesto, no se contabilizan en la transferencia de divisas: cobran en dólares, pero pagan salarios y materias primas de origen nacional en pesos. Pero esos dólares que van a engrosar las carteras y las arcas de las bolsas de valores de Wall Street tienen que salir de algún lado: para eso está el Banco de México.

De seguir a éste ritmo, la reserva de divisas decaerá irremediablemente hasta menos de 170 mil millones de dólares en diciembre, sin cuantificar el pago de intereses por el servicio de la deuda y la importación ascendente por la temporalidad del fin de año, además de que para el 2016 ya no habrá “seguro petrolero”; Habrá una “pérdida” de reservas de 17 mil 333 millones de dólares, que se sumarán a los seis mil millones de dólares ya utilizados en el transcurso del año. El “blindaje” que presumió Carstens Carstens durante tres años ha resultado de hojalata, se desmorona rápidamente. El fracaso económico del gobierno de Peña Nieto es irreversible, con todo y sus reformas estructurales.

El Banco de México y el gobierno se niegan a incrementar las tasas de interés de referencia; el crédito de por sí es caro e inaccesible para la mayoría y las acciones empresariales resultarían afectadas. Tampoco aceptan la necesidad de intervenir en la supervisión y control de las actividades económicas estratégicas para evitar su colapso, eso es un pecado mortal para los fanáticos del libre mercado y el neoliberalismo; menos aún se plantean una regulación económica integral, ellos sólo reglamentan y vigilan que las demandas populares no salgan de su cauce y que el salario no crezca.

El recorte presupuestal general, la suspensión de los créditos a los estados y municipios y la reducción del gasto destinado a los programas sociales, las principales prácticas redistributivas directas del Estado, nos aseguran que la represión a las demandas sociales será la única y necesaria salida para sostener al régimen; no hay modo para que las organizaciones de la sociedad civil cooptadas para servir como amortiguadores del descontento popular y los partidos políticos al servicio del consenso pro gubernamental puedan crear una escollera que detenga la marejada de irritación social; las instituciones del Estado ahora son parte de la crisis y necesitan una amplísima y honda reforma política, democratizadora de las relaciones de la sociedad con el aparato.

En tanto que China se encarga de desinflar de manera controlada la enorme burbuja especulativa generada por el auge del consumo interno y la sobreproducción destinada a la exportación, desacelerando su economía, el gobierno mexicano es incapaz de plantear una salida a la crisis. Si la Reserva Federal de los EUA (FED) cumple con elevar las tasas de interés y la crisis europea se agrava, la agudización de las contradicciones en nuestro país será descomunal; la profundización de la crisis política será el colofón que terminará por desnudar la inviabilidad de la estrategia económica del Estado.

La única alternativa posible será la que surja de la amplia confluencia de las fuerzas comprometidas con el futuro del país, que sirva para brindar una salida democrática y popular que resuelva las crisis en curso, en vías de la construcción de una amplia resistencia frente al régimen. Es hora de la unidad.

Catafixias en el gabinete

Se ha banalizado el tema de los intercambios en los titulares de las secretarías del gobierno federal; como si las funciones públicas fuesen asunto de personalidades y no de un proyecto nacional de una clase en el poder. Se ha descuidado que es el enfilamiento hacia la sucesión presidencial, el origen del nuevo “tapado” que alumbrará después del “dedazo” otra etapa de continuismo.

En la Secretaría de Educación Pública permaneció el Grupo Atlacomulco al mando: Aurelio Nuño Mayer sustituyó a Emilio Chuayfet Chemor, quien operó la entrada en vigor de la reforma laboral anti-magisterial, de acuerdo a las ordenanzas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en cumplimiento de los compromisos con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y en favor de las demandas del sector burgués mal disfrazado en la fundación Mexicanos Primero, fundada por Emilio Azcárraga Jean; Nuño es un miembro destacado de la plantilla más cercana a Peña: fue coordinador de asesores del presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública y actual secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso que, a su vez, es cercanísimo del presidente desde el gobierno en el Estado de México, ya que actuó como su operador financiero –como secretario de finanzas firmó los contratos con Grupo Higa- y luego como coordinador de la campaña presidencial, con todas las implicaciones que eso tiene en el inmenso fraude electoral del 2012; Nuño, detrás de Videgaray, fue asesor de Enrique Peña Nieto, cuando éste fue gobernador del estado de México, siendo uno de los que “operó” el control de daños por el caso Atenco; en 2012 actuó como coordinador de “mensaje (difusión) y mercadotecnia” en la campaña presidencial. Luego, el nuevo Secretario de Educación se encargó de  negociar algunos capítulos del Pacto por México (PM) –reforma en telecomunicaciones y en educación-, en el equipo encabezado por Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación y, nuevamente, por Luis Videgaray Caso, quedando como miembro del Consejo Rector del PM. El 1 de diciembre de 2012, fue nombrado jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, la cual es una especie de secretaría de la Presidencia de la República, con facultades meta-constitucionales.

En buena medida son suyas las propuestas para acordar las modificaciones al artículo tercero y 73 constitucionales. Será quien confronte a los profesores de la disidencia en noviembre próximo, ya que la reforma educativa prevé emplazar a 150 mil docentes de educación básica y media superior del país, para someterlos a la evaluación de desempeño la cual, dependiendo de sus resultados se modificará el estatus laboral de los examinados, independientemente de los derechos laborales adquiridos.

Es sintomático que le hayan despejado el camino antes de su llegada, desapareciendo la anterior estructura del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca, para desmantelar la resistencia del magisterio en la sección 22 del SNTE y obligando a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) a un repliegue táctico, que incluye a la combativa sección 7 de Chiapas.

En cuanto a los demás cambios, habremos de estar atentos, ya que mientras se han degradado los argumentos gubernamentales en cuanto a los beneficios de las reformas estructurales, la crisis económica avanza sin control del gobierno y la hegemonía se les diluye, lo que auguran éstas mudanzas es la cerrazón autoritaria del régimen, una mayor perversión de la política y el autoritarismo establecido por medio de la sinrazón y la violencia.

Fuente: http://issuu.com/movimientocomunistamexicano/docs/tribuna_comunista_n._151

Estándar